GENERAL INSPECTOR ROSALINO FUENTES SILVA

Gerente general por 26 años del CNS:
Rosalino Fuentes Silva, toda una vida en la prevención

Fue general de Carabineros y, a partir de 1982 y hasta 2008, gerente general del Consejo Nacional de Seguridad, además de un incansable cultor y hacedor de la prevención de riesgos de accidentes y su relación con la salud ocupacional y el medio ambiente.

El 5 de abril de 2008, el Consejo Nacional de Seguridad (CNS) vivió uno de los momentos más tristes su historia al fallecer Rosalino Fuentes Silva, quien fuera su gerente general por 26 años.

Nacido el 8 de junio de 1927 en Chillán, Rosalino Fuentes dio inicio a su vocación de servicio hacia sus semejantes que lo marcaría por el resto de su vida el 1 de abril de 1946, cuando ingresó a la Escuela de Carabineros en calidad de aspirante a oficial. Sería en la institución policial donde, desde su egreso como subteniente en 1947 hasta su retiro como general inspector a fines de 1982, volcaría sus brillantes cualidades humanas y profesionales en un área que lo marcaría de por vida, como lo fue su preocupación por la prevención de riesgos de accidentes.

Así destacó en su paso por la Prefectura de Radiopatrullas y Tránsito, siendo capitán, y luego como subdirector de Carreteras y Tránsito, ya con el grado de coronel. De ese período, fue relevante su participación en la creación del Comité Nacional de Seguridad en el Tránsito, en el Club de Seguridad en el Tránsito, y en el Comité de Educación en el Tránsito.
En la década de los años 60, sus condiciones naturales de comunicador lo hicieron conocido en gran parte del país, al conducir un programa de educación sobre las normas del tránsito y la forma de prevenir los accidentes viales.
Su vida laboral la supo complementar con una rica vida familiar, luego de contraer matrimonio en mayo de 1954 con María Victoria Lizama Garrido, con quien tuvo dos hijas, María Victoria y María Pilar. Pero ni su brillante carrera como oficial de Carabineros ni su feliz entorno familiar lograron apaciguar su inquietud de servicio preventivo.
A su retiro de la institución policial en 1982, decidió incorporarse al Consejo Nacional de Seguridad, en su calidad de gerente general, al cual ya se encontraba vinculado desde su fundación en 1953, y cuyo primer presidente fue el general director de Carabineros Jorge Ardiles Galdámez.
Su llegada al CNS, siendo presidente de su directorio el ingeniero Hernán Henríquez Bastías, marcó un importante cambio en el quehacer de la entidad al impulsar una organización más ágil, con procedimientos innovadores, una mayor colaboración con organismos públicos y privados, y la realización de concursos y eventos nacionales que, hasta hoy, ubican al Consejo como un organismo señero y prestigiado a nivel nacional en la promoción de la prevención de accidentes del trabajo, la salud ocupacional y de la protección del medio ambiente en la empresa.
Líder de la prevención
El nombre de Rosalino Fuentes trascendió las fronteras de Chile al transformarse en un importante impulsor de la Asociación Latinoamericana de Seguridad e Higiene en el Trabajo (Alaseht), que reúne a entidades no gubernamentales sin fines de lucro de la mayoría de los países del continente que, al igual que el CNS, promueven la prevención de riesgos en el ámbito laboral y comunitario.
De su mente y talento son los estatutos, reglamentos y normativas que rigen a la Alaseht, que en gran medida han permitido el éxito de las Jornadas Latinoamericanas de Seguridad e Higiene en el Trabajo (Jolaseht), que cada dos años reúnen a expertos y prevencionistas chilenos y extranjeros.
Esta labor fue reconocida el año 2007, cuando reunidos en Santiago los directivos de la Alaseht acordaron entregarle una distinción especial por su contribución a los postulados de la Asociación.
Palabras del Presidente
A continuación reproducimos algunas palabras de Guillermo Gacitúa, presidente del CNS, en el funeral de Rosalino Fuentes Silva (QEPD):
“Rindo este homenaje póstumo a la memoria de don Rosalino Fuentes Silva, quien fuera general de Carabineros y a partir de 1982 y hasta estos días gerente general del CNS. Lo hago en mi calidad de presidente del Consejo, representando a directivos, directores, socios y amigos y, del personal de la corporación, como así también de los directivos de organizaciones miembros de la Asociación Latinoamericana de Seguridad e Higiene en el Trabajo (Alaseht), que presido por el bienio 2007-2009.
Con ejemplar entereza y profunda fe cristiana asumió su enfermedad y se esforzó por retardar su proceso, dejándonos con mucho pesar.
Se nos ha ido en lo personal y afectivo un gran, dilecto y apreciado amigo. Una gran persona que con su sencillez y hombría de bien nos enseñó cada día cómo vivir la vida con honestidad y rectitud, con respeto a las personas, inculcándonos, casi sin darnos cuenta, sus sabias exigencias para ser mejores en nuestros compromisos y desafíos. Supo alentarnos en nuestras preocupaciones directivas haciéndonos ver que éramos capaces de darnos con más entrega a los demás en la actividad preventiva, al estar integrados en el Consejo Nacional de Seguridad de Chile, su gran pasión de vida, después de su familia”.

Publicado el 28 de Mayo de 2013, en Suplemento Especial de El Mercurio, con motivo de los 60 años del Consejo Nacional de Seguridad.

imprimir

 84

Sin comentarios

Quien está en línea