IGLESIA DE CARABINEROS DE CHILE

PATRICIO E. JELDRES RODRIGUEZ
General de Carabineros.

El viernes 23 de abril de 1976, con especial solemnidad, Carabineros de Chile recibió oficialmente la Iglesia del Sagrado Corazón de Jesús, la que fue destinada al Servicio Religioso de la Institución. La ceremonia fue presidida por el General Director de la época, General Director don CESAR MENDOZA DURAN (Q.E.P.D.).

El hermoso templo, de estilo gótico; ubicado en calle Carabineros de Chile Nº 160, frente al ex Edificio Diego Portales; fue ordenado construir por las Hermanas de la Caridad junto al desaparecido Hospital San Borja, cuando dicho nosocomio era administrado por esa Congregación. La primera piedra se colocó el 8 de enero de 1872, siendo Presidente de la República Federico Errázuriz Zañartu y Arzobispo de Santiago Monseñor Rafael Valentín Valdivieso. Fue terminada en 1876.

Cabe señalar que la referida Congregación religiosa fue fundada por San Vicente de Paul en el siglo XVII, para la asistencia benéfica en hospitales, asilos y hospicios, y llegó a Chile, desde Francia, durante el gobierno del Presidente don Manuel Montt Torres (1851-1861).

Respecto a la nacionalidad de sus constructores existen dos versiones. Mientras hay quienes atribuyen la obra al arquitecto británico Hovender Henry, otros aseguran que correspondería a profesionales de origen francés. Sin embargo, un libro publicado en inglés en 1900, que carece de editorial, señala que el arquitecto de tan hermosa capilla fue G. Hovenden Henry, y no Hovender como se indicó anteriormente. Este, habría sido miembro del Instituto Real de Arquitectos Británicos.

El señalado texto, cuyo título es “Old timers, english and american in Chile”, de un cronista que figura con el extraño seudónimo de “Quién sabe”, indica que Hovenden “tuvo bastante éxito en Santiago, pero su salud decayó; fue atendido en el Hospital San Borja, cuya capilla estaba siendo construida bajo su cuidado. Cuando ya no pudo abandonar su pieza, consiguió que le instalaran espejos de tal manera que, con ellos, pudiera vigilar el trabajo de la torre. A su costa hizo traer los vitrales de color y, al morir, dejó todos sus ahorros; unos miles de dólares, para completar la capilla con la condición, se dijo, de que sus diseños se llevaran a cabo”.

La capilla fue erigida como “Iglesia Pública” el 4 de Mayo de 1876, y tiene gran semejanza con la Catedral de Saint-Chapelle, de París. Sus 29 vitrales, la roseta central y las imágenes fueron encargados a Francia.

En 1967, a raíz de la remodelación del sector, la ex Corporación de Mejoramiento Urbano, CORMU, anunció la demolición del viejo Hospital San Borja, lo que también involucraba a su capilla. Las religiosas y los médicos que trabajaban en dicho hospital se movilizaron buscando el apoyo de las más altas autoridades para que la medida quedara sin efecto.

Se recordó que el Hospital había sido fundado por Carlos III, mediante Real Cédula de fecha 3 de Junio de 1771, por lo que ya como Institución se acercaba a los doscientos años, y que si el Hospital iba a desaparecer con la Remodelación San Borja, al menos podía dejarse la capilla, que no sólo era testimonio histórico, sino también un aporte estético al futuro barrio.

En 1975, la oportuna intervención de la Escuela de Arquitectura de la Universidad de Chile, cercana al lugar, detuvo la demolición, gracias a lo cual la fina y grácil torre gótica, casi escenográfica, sobrevive hasta hoy.

Las autoridades pertinentes; Ministerio de Bienes Nacionales, Ministerio de Salud y Arzobispado; debían decidir que pasaría con la Iglesia. Fue entonces cuando el Ministro de Salud de la época, el entonces Mayor de Sanidad de Carabineros, don Winston Chinchón Bunting, le informó esta situación al Jefe del Servicio Religioso, Teniente Coronel (Capellán) don Luis Alberto Fajardo Pincheira (Q.E.P.D.), quien apoyado por el Alto Mando Institucional realizó todas las gestiones necesarias hasta lograr la cesión de la Iglesia, que permitiría satisfacer las necesidades espirituales del personal de Carabineros de Chile. Se concretaba así un anhelo largamente acariciado.

El 19 de Noviembre de 1975, la Ex CORMU, entregó la Iglesia a Carabineros de Chile. De inmediato se inició su restauración. Además, comenzaron a remozarse el parque con frondosos árboles y los jardines con fuentes de agua que la rodean. Prestaron valiosa cooperación la Dirección del Ferrocarril Metropolitano; METRO; la firma Loewer, la Ilustre Municipalidad de Santiago, el Parque Metropolitano y el Cuerpo de Bomberos de Santiago. El Arzobispado la entregó canónicamente el 8 de Marzo del año siguiente.

A la ceremonia de recepción de la iglesia asistieron autoridades civiles, eclesiásticas y de las Fuerzas Armas y de Carabineros. En emotivas palabras el Capellán Fajardo destacó el acontecimiento. La Homilía y bendición episcopal estuvieron a cargo del entonces Vicario General Castrense, Monseñor Francisco Gilmore Stock. El coro de Aspirantes a Oficiales realzó el acto interpretando polifonías litúrgicas.

En 1982, se le modificó el nombre. De capilla del Sagrado Corazón de Jesús pasó a llamarse Iglesia de San Francisco de Borja, como un homenaje a ese cortesano que fue el Duque de Gandia, cuya vida cambió el día en que se abrió el féretro de la otrora joven y bella Emperatriz Isabel de Portugal, para dar fe del hecho al entregarlo a los monjes que debían sepultarla, tras lo cual decidió optar por la vida religiosa y al enviudar de su esposa, quien era dama de compañía de Isabel, ingresó en la Compañía de Jesús, en donde llegó a ser su general (1565), alcanzando luego la santidad. Por eso se le representa con una calavera en la mano.

imprimir

 1.435

Sin comentarios

Quien está en línea