ORFEÓN NACIONAL DE CARABINEROS DE CHILE

PATRICIO E. JELDRES RODRIGUEZ
General de Carabineros.

El origen de este conjunto musical radicaría en la Banda de la ex Policía Fiscal de Santiago.

La fusión de los organismos policiales existentes en el país, efectuada el año 1927, en una sola institución de ese carácter denominada CARABINEROS DE CHILE, llevó a su Fundador y Presidente de la República, General Carlos Ibáñez del Campo, a la creación; dos años más tarde; del ORFEON NACIONAL DE CARABINEROS DE CHILE (Decreto Supremo Nº 3.331 de fecha 25 de julio de 1929), cuyo objetivo fue que la novel institución y el país contara con una gran banda militar para sus actividades institucionales, ceremonias oficiales de Gobierno y promoción del arte musical.

Su primer Director fue el maestro alemán Max Steyer Krauth, quien le imprimió las características de la escuela musical germánica, de donde emana la expresión altamente marcial de las interpretaciones del género militar que ejecuta este conjunto. En la actualidad, su repertorio representa todo el caudal de la música en sus más variadas expresiones. La música marcial o del género militar, las obras sinfónicas, las obras clásicas, la música popular y bailable, la opereta, la zarzuela y todo lo que en música pueda concebirse encuentra en el Orfeón de Carabineros un medio de expresión dinámicamente acorde a la concepción de sus autores, para honrosa satisfacción de la Institución de que forma parte, y solaz para toda la ciudadanía.

El Orfeón presenta una fisonomía estructural e interpretativa personalísima e inconfundible, que atrae a los amantes de la buena música y les provoca admiración por lo variado, extenso y profundo de su repertorio.

Auténtico embajador artístico y cultural de la Institución, por más de ocho décadas ha recorrido el país ganándose el corazón y los aplausos de muchas generaciones de chilenos. También, ha llevado su mensaje de música y chilenidad a países latinoamericanos y europeos.

Una de las actividades institucionales más tradicional es su participación en el relevo de la Guardia de Carabineros en el Palacio de La Moneda. Tradicional es, también, la Retreta Dominical de la Plaza de Armas de Santiago.

El Orfeón consta de dos bandas instrumentales, una banda de guerra y una orquesta de cámara. Las bandas instrumentales están compuestas por instrumentos de viento y percusión. La banda de guerra es la que interviene en los relevos de la Guardia de Palacio, con sus cajas, cornetas y clarines.

El paso de los años ha convertido al Orfeón Nacional en protagonista de importantes acontecimientos. De esta forma, así como pone el marco musical más adecuado a los honores que se rinden a destacadas personalidades que visitan el país, participa, también, en actividades de la comunidad, de establecimientos educacionales, exposiciones, ferias, muestras internacionales y numerosos otros eventos, llevando el mensaje de Carabineros de Chile a través de la música y la cultura.

Por ser la única banda calificada por decreto como nacional, el Orfeón constituye, por derecho propio, un patrimonio cultural de todos los chilenos.

imprimir

 24

Sin comentarios

Quien está en línea