CARTA AL DIRECTOR DEL GENERAL INSPECTOR (R) DE CARABINEROS, ALFREDO LAGOS GANA

Sr. Director

Senador contra Carabineros

Una persona que ya en el pasado calificó actuaciones de Carabineros como “lumpen uniformado” reitera hoy su arremetida contra esa Institución, aunque esta vez investido como una autoridad de la República. Sin ningún respeto a sus 93 años de historia, ni por los 60 mil hombres y mujeres que día a día, a lo largo y ancho del territorio nacional, arriesgan su integridad, sacrifican a sus familias y protegen a sus compatriotas en cumplimiento de sus obligaciones profesionales. Así, el senador Alejandro Guillier afirma, con la misma liviandad de antaño, que Carabineros está “penetrado” por la corrupción, que las violaciones a los protocolos son “habituales” y que se “favorecen” los atropellos a los DDHH.

Ninguna frase para mencionar que las conductas investigadas en esas filas corresponden a una muy ínfima fracción de los casi 40 mil procedimientos diarios que adopta Carabineros, cuyo estándar está al mas alto nivel mundial. Menos aún, claro, que los controles internos son tan rigurosos, que son esos mismos mecanismos los que suelen detectar gran parte de situaciones de las que ninguna policía del mundo está libre. Para ello basta solo observar informativos internacionales.

Opina el parlamentario que los sumarios “rara vez resultan en algo”. Lo cual indiscutiblemente carece de certeza, pués como ejemplo de ello, habría que preguntarles a los carabineros que han sido dados de baja y han perdido su fuente laboral si comparten esa afirmación.

Sin quedarme en el abultamiento de personas con “mutilaciones” en sus ojos (sumando para fortalecer su punto algunos heridos graves con otros varios lesionados leves), tampoco repara en la grave e inédita violencia e intentos diarios de destruir instalaciones y asesinar carabineros durante el estallido social, y que muchos de esos lesionados se expusieron temerariamente atacando a la Fuerza Pública.

También descalifica, sin argumentos sólidos, las miles de horas invertidas por cientos de carabineros vinculados con la ciudadanía a través del Modelo de Integración Comunitaria, labor reforzada justamente a partir del estallido social.  Y critica veladamente al General Director por haberse desempeñado como comisario de Las Condes o edecán presidencial, como si hubiese roles que a su juicio de “nuevo experto policial” fueran de segunda categoría.

Si realmente está tan interesado en modernizar Carabineros -como muchos sí lo estamos-, pues parecería razonable que aporte ideas y participe en las mesas de trabajo hoy en desarrollo, o que acuda con su voto informado -y no sólo con sus juicios- cuando los proyectos de ley lleguen a sus manos.

ALFREDO LAGOS GANA

General Inspector ® de Carabineros

imprimir

 293

Sin comentarios