sdr

JÓVENES CARABINEROS: QUE GRAN DESAFÍO SERVIR HOY A LA COMUNIDAD

Hoy, nuestra comunidad, por diferentes medios de comunicación ha tomado conocimiento del término del proceso enseñanza – aprendizaje de los nuevos Carabineros, que como cada año salen de los planteles de formación institucional, para concurrir a ciudades, pueblos y valles de esta tierra amada, e iniciar su vida al servicio de todos los chilenos, cumpliendo fielmente con su deber en defensa del orden y de la patria.

Hoy, para esos hombres y mujeres Carabineros, para sus padres y familiares, que con indisimulado orgullo, pero con profunda preocupación, ven cómo esas jóvenes almas, con voluntad y determinación, dedicarán su vida al servicio de la paz social que nuestra nación necesita, son testigos de cómo la sociedad los espera, más que nunca.

Estos jóvenes Carabineros cumplirán una misión compleja, delicada y, muchas veces, incomprendida. Sin embargo, año tras año, convocados por la vocación de servir, anhelan vestir el verde uniforme y seguir la huella de honor, lealtad y compromiso, forjada por quienes les antecedieron, muchos de los cuales, dieron su vida en el cumplimiento del deber.

Hoy y como cada año, un grupo de jóvenes chilenos, hombres y mujeres, se integran a una institución fundamental de la república, una organización  de personas cuyo hábitat natural siempre ha sido y seguirá siendo el centro del acontecer y la contingencia nacional. Una institución que, durante más de 92 años de historia, ha permanecido invariablemente al servicio de la comunidad, llevando a cada rincón de la patria la vigencia del orden y la seguridad a todos sus habitantes. Ahí es donde radica su grandeza.

A la despedida de las aulas, sus instructores le señalan: ustedes son quienes personifican la dedicación y el verdadero amor a la patria. Este es vuestro momento. Aquí comienza vuestro tiempo. Deben ser reflexivos, autocríticos, y dispuestos a enfrentar con valentía y determinación el desafío de responder con eficacia los permanentes procesos de cambio y mejoramiento continuo que el país exige. Ustedes son los Carabineros del hoy y del mañana, son ustedes quienes deberán asumir el rol protagónico en los diversos desafíos futuros.

Asuman sus nuevas responsabilidades, demostrando en la práctica, la comunión con los principios en que fueron formados, aplicando sus conocimientos, convicción y razón, para continuar el ciclo de la institución, hasta llegar a transformarse en los mejores Carabineros de Chile, sinónimos de bien y paz.

Ser Carabinero, es estar dispuesto a dedicar su vida, a la función de velar por el orden y la seguridad, de las personas y de la sociedad en su conjunto. Un Carabinero sólo puede ser reemplazado por otro Carabinero, mejor preparado.

A sus padres y familias, gracias por permitir que sus hijos e hijas, voluntariamente optaran por el camino de convertirse en un Carabinero de Chile, integrándose a una gran institución. Orgullosos, altivos y felices de vestir el uniforme verde, con alegría, plenitud y profunda satisfacción, porque el logro obtenido por estos jóvenes valientes, es también vuestro logro.

La fuente de su grandeza es: el saber que Dios y la Patria los llaman al compromiso con el sueño de un Chile mejor. Tal como se ha hecho, con grandes hazañas y que constituyen nuestro recorrido por la historia.

Hoy, en medio de todas las dificultades a las que se enfrentarán día a día, no perderán nunca, el “orgullo de ser carabinero”. Que los hijos de vuestros hijos, digan que cuando fueron puestos a prueba, no dieron la vuelta para retroceder, y con la vista puesta en el horizonte, y la gracia de Dios sobre sus corazones, transfirieron el gran legado de honor, y lo entregaron a salvo a las generaciones futuras.

Que Dios los bendiga jóvenes, que Dios bendiga a sus familias y que Dios bendiga a Carabineros de Chile.

PATRICIO REYES MORALES

General Inspector (R ) de Carabineros

PRESIDENTE CUERPO DE GENERALES DE CARABINEROS

imprimir

 16

Sin comentarios